lunes, 14 de marzo de 2011

SELECCIONAR LA UBICACION FISICA DE RESPALDOS


El detectar cuáles son las causas más frecuentes de la pérdida de los datos, nos ayuda a enfrentarlos de mejor forma, pues conociéndolas podemos minimizar su impacto y adelantarnos a la eventualidad de que ocurra. Algunas de estas causas son: tiempo que tengo para respaldar, recuperar una falla de los sistemas, fallas humanas, virus, desastres.
La pregunta que ahora falta responder es: �Qué debo hacer para tener un buen plan de respaldo, pensando en la recuperación y definiendo cuál será el grado de desastre que quiero cubrir con ello?
Hablar de recuperación de la información va desde recuperar un archivo (planilla de cálculo), pasando por continuidad operativa, llegando hasta un plan de recuperación ante desastres que considera volver a estar operativo y en línea incluso después de el edificio se derrumbe a causa de una catástrofe.
Para responder esta pregunta existe una variada gama de soluciones, de las cuales nombraré algunas a modo de ejemplo, pensando en que la oferta en este segmento es muy amplia en capacidades, modelos, tecnología y precio.
En este escenario, para las personas que quieran respaldar sus datos, el mercado tiene un sinfín de soluciones, desde las memorias USB pasando por los DVD, hasta los prácticos y fáciles de instalar discos USB que permiten tener una copia de todos los datos del disco duro del computador. Además de estas soluciones, actualmente la convergencia de las tecnologías nos permiten simplificar las labores recreativas diarias, entregándonos dispositivos que cumplen variadas funciones, como los iPOD, los cuales se utilizan como dispositivo de respaldo de sus fotos y archivos importantes, además del uso típico de escuchar mp3.
Definido este tema entonces, sólo queda poner foco en respaldar su información personal y si no dispone de un dispositivo o necesita ayuda para elegir el mejor, en el mercado existe un buen número de empresas del rubro esperando ayudarle en su elección.
En el caso de las empresas el tema fundamental no pasa por los costos de lo que cuesta respaldar los datos, si no más bien por cuál es el costo de no tenerlos almacenados. Es en ese escenario en donde las soluciones son múltiples y para todos los gustos. Para elegir una buena solución de respaldo, debemos, primero, tener claro unos puntos claves, que nos ayudarán a modelar mejor la protección de los datos y posterior recuperación de los mismos.
Distribución de los datos:
Ubicación física, importante pues nos permite tener un mapa de acción de los puntos críticos que se deben proteger frente a desastres.
Recovery Time Object:
Frente a una pérdida de datos, en qué momento de la vida de mi información debo volver a estar en línea. Para algunos puede ser al último minuto, para otros regresar a estar como se estaba cuatro horas antes del desastre y para otros es volver a la imagen de la semana pasada.
Frente a esto es relevante determinar �Cuál es el tiempo que tengo para recuperar mis datos? Esto para algunos es minutos, para otros es horas, en otros casos días, etc. Esto depende del tipo de negocio.
Datos críticos:
Independientemente de la empresa y el tamaño de la misma, siempre existen datos críticos y otros que no tienen la misma condición, por lo tanto, definir qué es lo primero que se debe recuperar primero es fundamental.
Teniendo definido estos temas es importante considerar, para un buen plan de respaldo, otras variables que nos permitan definir escenarios realistas, simples y efectivos.
A nivel de empresas, los costos asociados a la recuperación de la información afectan la continuidad de las operaciones de los usuarios; son los llamados costos conocidos. Pero también existen otros más difíciles de mensurar y que ponen en riesgo la credibilidad de la empresa en el mercado, su relación con clientes, proveedores, etc.
Causas comunes de pérdida
El detectar cuáles son las causas más frecuentes de la pérdida de los datos, nos ayuda a enfrentarlos de mejor forma, pues conociéndolas podemos minimizar su impacto y adelantarnos a la eventualidad de que ocurra. Algunas de estas causas son:
El tiempo que tengo para respaldar, comúnmente conocido como la "Ventana de Respaldo". Generalmente se realiza de noche y debido al crecimiento explosivo de los datos, va obligado a redefinir procedimientos e incluso tecnologías.
Recuperar una falla de los sistemas (Servidores o aplicaciones) Hay que tener en claro qué hacer frente a este escenario, cuánto me demoro en instalar una máquina nueva.
Fallas humanas, errores de digitación que provocan que se borren todos los datos. Se traduce en entregar una mejor capacitación al personal, aunque nunca se está libre de ello.
Virus, cuál es el daño que produce en nuestros sistemas una amenaza de estas características y cómo minimizar ese peligro.
Desastres, de todo tipo, desde una llave que quedó abierta en el piso de arriba e inundó la sala de cómputo, hasta el incendio que arrasó con todo el edificio, debe ser analizado, pues antes de levantar los sistemas, debemos preocuparnos de los heridos y siniestrados.
Teniendo claro cuáles son mis tiempos y objetivos, además de los posibles eventos que puedo enfrentar, es el minuto de sentarse y ver las opciones que tengo para proteger mis datos de la mejor manera, conjugando costos, tecnologías, y bajo impacto en la implementación y el curso del negocio, sólo por nombrar algunos puntos.
Como hemos visto, antes de adquirir una solución de almacenamiento y recupración de datos, es necesario realizar un análisis detallado de cuáles son las necesidades más importantes de la compañía, cuáles son las amenazas más y menos probables y cuál es la prioridad que el tema tiene para la alta gerencia. Una vez que estos puntos estén resueltos, podemos acercarnos al mercado con  una idea clara de lo que buscamos, puesto que hoy en día, existen variadas alternativas que pueden complicarnos la vida si no tenemos una idea clara. De esta manera , podremos elegir la mejor alternativa y resguardar la información de la empresa de una manera eficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada